¿Eres no residente pero sí cliente bancario en España?

En este caso, cuando una entidad requiera nuestra presencia para realizar o resolver alguna gestión, ¿hay que desplazarse obligatoriamente?

Por ejemplo, la entidad necesita actualizar tus datos en cumplimiento de la normativa de prevención de blanqueo de capitales y solicita tu presencia. 

Efectivamente, dicha norma establece que las entidades deben exigir a los clientes documentación relativa a su identificación y actividad, pero no establece un procedimiento concreto para ello, por lo que, en los casos en los que existen circunstancias que dificultan el desplazamiento del cliente a la oficina bancaria, la entidad debería ofrecer un medio alternativo para facilitar la documentación que se le solicita, y puede considerarse una mala práctica bancaria no hacerlo así.

Otro ejemplo: quieres cerrar una cuenta que no usas y que dejaste abierta porque pensabas que no era necesario y ahora está en números rojos. ¿Tienes que pasar necesariamente por la oficina para cerrarla?

En este caso, debes saber que puedes resolver el contrato de cuenta en cualquier momento, siempre que no haya alguna causa con la que la entidad pueda justificar su negativa, como sería un descubierto.

Así pues, para cancelar tu cuenta, cuando resides en otro país, salvo que el contrato de cuenta establezca otra cosa, la entidad debería proponerte algún medio alternativo como, por ejemplo, un escrito con la firma original de los titulares enviado por correo certificado con acuse de recibo, o por burofax, a la sucursal donde se abrió la cuenta.

En cualquier caso, si persiste la negativa de la entidad, podrías presentar una reclamaciónAbre en ventana nueva.

¿Te ha parecido útil esta información?