FIN-NET: También puedes reclamar en Europa

Una incidencia con una transferencia, un seguro o una tarjeta se puede convertir en un problema si estás operando con una entidad que no tiene establecimiento en tu lugar de residencia. ¿A quién diriges tu reclamación y cómo la planteas? A priori, parece fácil.

Existe una red de cooperación llamada FIN-NET que opera en la mayoría de países europeos (todos los del Espacio Económico Europeo: es decir, los de la Unión Europea más Islandia, Liechtenstein y Noruega), para ayudarte a resolver los obstáculos que puedas enfrentar a la hora de plantear una reclamación por problemas con algún servicio financiero. Y por servicio financiero entendemos los servicios bancarios, los seguros y los servicios de inversión.

A través de FIN-NET puedes saber a quién y cómo tienes que dirigir la reclamación. FIN-NET ayuda a los consumidores solo en las reclamaciones extrajudiciales transfronterizas. La vía legal puede ser muy costosa y lenta, dependiendo del sistema judicial de cada uno de los países.

¿CÓMO FUNCIONA FIN-NET?

FIN-NET facilita información sobre el organismo y cómo resolver el conflicto con la entidad extranjera sin establecimiento con la que te ha surgido el problema.

Imagina que tienes una hija que va a hacer un curso de verano en una universidad italiana y tienes que pagar la  inscripción en un banco italiano antes del 31 de julio. Tu banco te asegura que la transferencia llegará a tiempo; sin embargo,  llega cinco días tarde y la universidad te cobra un recargo por ello.  En tu entidad responsabilizan al banco italiano.

Quieres presentar una reclamación, pero te surge la duda: ¿a qué organismo hay que dirigirla?

Dependiendo del país, el procedimiento puede presentar ciertas formalidades a la hora de plantear la reclamación y distintas características. Puede tratarse de un sistema de resolución extrajudicial de reclamaciones de carácter público y establecido por ley, o bien puede ser de carácter privado, gratuito o con coste para el reclamante, vinculante o sin fuerza obligatoria. Por lo tanto, también surgen dudas acerca de qué tipo de sistema se trata y de qué requisitos hay que cumplir para poder reclamar.

Para conocer todos estos detalles y echarte una mano con las reclamaciones está FIN-NETAbre en ventana nueva, y en España forman parte de esta red el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

¿Te ha parecido útil esta información?