Voy a hacer una transferencia internacional: ¿Qué debo tener en cuenta?

En un mundo cada vez más global cada día son más frecuentes las transferencias internacionales: quien más y quien menos tiene un hijo estudiando fuera, planea un viaje al extranjero por vacaciones o hace compras con empresas foráneas. Pero, ¿qué hay que tener en cuenta cuando enviamos dinero por transferencia a otro país?

Estos son los consejos que debemos considerar en estos casos:

  • Recuerda que las transferencias son irrevocables. Es muy importante introducir correctamente el número de cuenta del beneficiario pues el banco ejecutará la operación de forma automática basándose en este sin más comprobación. Los demás datos introducidos en la orden de transferencia (entre ellos, el concepto o el beneficiario) son mensajes destinados al receptor de los fondos, no a la entidad. 
  • El país al que se realiza la transferencia es relevante:
  • Si pertenece a la zona SEPA (países miembros de la Unión Europea más Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino y Suiza) es como si la hicieras en España: tu dinero estará disponible, como muy tarde, el siguiente día hábil después de que llegaran los fondos al banco. Además, los gastos deben ser repartidos entre el ordenante y el beneficiario; es decir, que el banco en el que ordenaste la transferencia te cobrará sus gastos y el del beneficiario le cobrará a él los suyos.
  • Si la haces a un país situado fuera de la zona SEPA, los plazos de llegada de los fondos a la cuenta destino pueden incrementarse y los gastos no tienen por qué ser compartidos. Además, si interviene un banco corresponsal, tu banco te debe informar de la posibilidad de que aquel cargue sus propias comisiones.
  • En todo caso, el banco debe proporcionarte la siguiente información: una referencia que te permita identificar la operación junto con la información relativa al beneficiario -cuando esté disponible-, su importe en la moneda utilizada, el desglose de todos los gastos y comisiones que sean de tu bolsillo -junto con el tipo de cambio a aplicar, en su caso-, así como la fecha en la que se considera recibida la orden. 
  • Pero, ¿qué pasa si, a pesar de todo, la transferencia no se ejecuta o se hace incorrectamente?:
  • Si el error es tuyo, tu banco debe hacer esfuerzos razonables para tratar de recuperar el importe transferido, contactando con el banco receptor. No obstante, debes saber que éste último no puede devolverte el importe de la operación, salvo que cuente con el consentimiento del beneficiario o con un mandato legal.
  • Si tu banco es el responsable por haber realizado la transferencia sin tener en cuenta el número que has dado o por haber duplicado la orden, se entiende que no has autorizado la operación, por lo que se podría retroceder sin necesidad del consentimiento del beneficiario, aunque sí se le debería comunicar. 

En caso, que tengas discrepancias con tu banco puedes presentar reclamaciónAbre en ventana nueva

¿Te ha parecido útil esta información?