Banca a distancia

La tecnología nos permite realizar a distancia casi todas las operación bancarias: comprobar saldos, realizar transferencias, consultar tu plan de pensiones, abrir una cuenta, contratar un fondo de inversión o renovar un depósito y la mayor parte de las veces de forma gratuita, Una sucursal siempre abierta para nosotros, 24 horas al día, todos los días del año, en nuestro ordenador, tableta y  teléfono móvil.

Cada vez son más los clientes bancarios que optan por no ir a su oficina. Basta con haber firmado con tu entidad un contrato específico de banca a distancia y contar con las claves para operar.   

Para garantizar la seguridad en las operaciones, las entidades nos ofrecen un “sistema de triple llave”, compuesto de:

  • Clave de firma
  • Contraseña de la tarjeta de coordenadas
  • Clave enviada por mensaje al teléfono móvil

Y por nuestra parte, para evitar cualquier riesgo, debemos:

  • Desconfiar de correos o mensajes que no provengan de una fuente legítima.
  • Nunca ofrecer por correo electrónico nuestras claves.
  • No facilitar datos confidenciales
  • Cambiar con regularidad la clave de firma 

La banca a distancia nos ofrece muchas posibilidades a cambio de seguir las normas mínimas de seguridad.

¿Te ha parecido útil esta información?