¿Buscas dinero para seguir estudiando?

Si quieres ir a la universidad, si quieres estudiar fuera de tu ciudad, mejorar tus idiomas, cursar un máster o dedicarte por completo a la tesis y no tienes los recursos suficientes, puedes financiarlos.

La mayoría de las entidades, directamente o a través de convenios con las universidades, ofrecen préstamos dirigidos a financiar este tipo de estudios, cuyas características generales son:

  • Cuando cubre una matrícula, el importe coincide con el coste total de los estudios
  • Puedes contar con la posibilidad de disfrutar de un periodo de carencia.
  • Gozan de un Tipo de interés fijo algo más bajo que el de otros préstamos personales
  • No suelen pedir nómina, excepto contadas entidades

Antes de su concesión, el banco tiene la obligación de evaluar tu solvencia; es decir, si vas a ser capaz de pagarlo. Es lo que se denomina préstamo responsable.

Pero tú también tienes que ser consciente y, antes de aceptarla, estúdiala, compara con otras ofertas y reflexiona especialmente sobre:

  • Si tienes ingresos suficientes para afrontar su devolución
  • Durante cuánto tiempo vas a estar pagándolo
  • Y cuanto te va a costar: fíjate en la TAE, que además de reflejar el coste real del préstamo te puede servir para comparar distintas ofertas.
¿Te ha parecido útil esta información?