¿En qué te fijas al comprar un coche? ¡No minusvalores la financiación!

Queremos hacerte dos preguntas muy sencillas: ¿cuánto tiempo dedicas a estudiar y comparar las características del coche que vas a comprar? La carrocería, la cilindrada del motor, la potencia, las llantas, el diseño, el equipamiento, los extras… un mundo apasionante de posibilidades que, sin duda, tiene su importancia y su emoción.

Ahora bien, y aquí va la segunda pregunta: ¿cuánto tiempo dedicas a estudiar y comparar las condiciones de la financiación asociada a la compra del coche? Seguramente muchísimo menos, ¿verdad?…Y aunque es cierto que no son tan emocionantes como las llantas deportivas, no olvides que son tanto o más importantes, al tener un impacto directo en el bolsillo.

A la hora de comprar un coche a plazos es importante que te fijes en las siguientes variables:

  • Entrada inicial e importe a financiar: En el mismo momento de la firma de la financiación, tendrás que pagar una cantidad como “entrada inicial”, de manera que el “importe a financiar” será el PVP (precio de venta al público, al contado) menos la entrada del coche que tengas que dar.

    Puede ocurrir que exista un precio del coche si pagamos al contado (PVP) y un precio distinto, más bajo, si solicitamos financiación (“precio sujeto a financiación”), lo cual nos puede inducir a pensar que “el coche es más barato si pido financiación”. ¡Esto nunca será así! Para saber el precio total del coche si pides financiación, suma: entrada inicial + comisión de apertura y otros gastos + cuotas mensuales + cuota final.

  • Aplazamiento: número de meses que vas a estar pagando el préstamo. Lo normal es que estés pagando durante 3 o 4 años. Valora si te compensa.

  • Comisión de apertura y otros gastos, cuotas mensuales y cuota final: Es de la máxima importancia que te fijes en estos conceptos. La “comisión de apertura” tendrás que pagarla al inicio de la financiación (junto con la entrada inicial) y normalmente supone entre un 1% y un 3% del importe del préstamo. Además, puede haber otros gastos iniciales, como por ejemplo un seguro. Las “cuotas mensuales” hacen referencia a lo que tendrás que pagar cada mes a lo largo de la vida del préstamo, en concepto de amortización de principal más intereses. La última cuota que tendrás que pagar al cabo del aplazamiento se llama “cuota final” y normalmente será de un importe mucho más elevado al del resto de cuotas mensuales, ¡tenlo en cuenta de cara a la planificación de tus finanzas!
  • Importe total adeudado: es el importe total que tendrás que pagar por la financiación (comisión de apertura y otros gastos + cuotas mensuales + cuota final). Si a ello sumas el importe de la entrada inicial, obtendrás el precio total del coche si solicitas financiación. ¡Compáralo con el PVP antes de decidirte por la financiación!

  • TAE: es el coste real del préstamo, expresado en % y en términos anuales. Te permite comparar las distintas ofertas entre sí: a menor TAE, menor coste de la financiación. 

Ya lo sabes: cuando vayas a comprar un coche, considera las condiciones de su financiación con la misma atención que dedicas a sus funcionalidades y características, así disfrutarás todavía más de él.

¿Te ha parecido útil esta información?