Las personas mayores en España: ¿qué hábitos financieros tienen?

El pasado 1 de octubre celebramos el Día de la Educación FinancieraAbre en ventana nueva para concienciar de la importancia de estar financieramente formados. En esta edición, la jornada se dedicó especialmente a las personas mayores, pero, ¿qué sabemos de los hábitos financieros de este colectivo en España?

La reciente Encuesta de Competencias Financieras (ECF)Abre en ventana nueva, realizada conjuntamente por el Banco de España y la CNMV a una muestra representativa de adultos (entre 18 y 79 años) en España puede arrojarnos algo de luz si nos fijamos en las respuestas que dieron las personas encuestadas con una edad comprendida entre los 65 y 79 años.

La tenencia (individual o conjunta) de productos financieros de los mayores de 65 años es similar a la de la población en su conjunto (41% vs 43%), si bien los instrumentos financieros que utilizan son distintos. El porcentaje de tenencia de cuentas de ahorro es similar entre ambos grupos (26%), pero un menor porcentaje de mayores tiene planes de pensiones (11% vs 21%). En cambio, el porcentaje de personas mayores que posee fondos de inversión y acciones es superior al del conjunto de la población española (13% y 19%, respectivamente, de los mayores frente al 8% y 13% del total de la población). Cuando se trata de tarjetas de crédito, hipotecas y préstamos personales, el porcentaje de tenencia se reduce entre los mayores (44%, 13% y 10% frente a 56%, 32% y 18% en el total).

Por otro lado, si nos fijamos en la adquisición de productos financieros, encontramos que las personas entre 65 y 79 años constituyen el grupo de edad que menos productos financieros de ahorro, deuda o aseguramiento ha adquirido en los últimos dos años (por ejemplo, sólo un 25% de ellas lo ha hecho frente al 38% del total de la población española).

¿Y qué nos dice la ECF respecto a las decisiones de ahorro y desahorro de las personas mayores?

Respecto al ahorro, el porcentaje de “mayores que viven en hogares que ahorran” está por debajo del dato registrado para el total de la población: así, según la ECF, un 45% de las personas mayores de 64 años ha estado ahorrando en los últimos 12 meses, cuando en el caso del total de la población este porcentaje es del 61%.

Dentro de los que sí ahorran, los mayores destacan por hacerlo principalmente a través de su cuenta corriente (un 72% frente a 63% del total de la población). Un 14% de los mayores ahorra a través de las cuentas de ahorro, un porcentaje similar al del resto de la población. En cambio, mientras que un 38% del conjunto de la población española ahorra también guardando el dinero metálico, nuestros mayores ahorran de ese modo en menor proporción (un 26%).

Otros medios de ahorro de la población mayor son los fondos de inversión (un 8% frente al 5% el total) y, en menor medida que el conjunto de la población, los planes de pensiones (únicamente el 3% frente al 11% del total), posiblemente porque ya se encuentren disfrutando de ellos.

Si atendemos a la decisión opuesta al ahorro, la ECF encuentra que un 21% de los mayores vive en hogares con desahorro (es decir, en hogares cuyos gastos han excedido a sus ingresos en los últimos doce meses), porcentaje algo menor al registrado para el total de la población española (28%).

Las personas mayores de 65 años constituyen un grupo muy importante de nuestra población, por lo que es preciso un mayor conocimiento de su relación con los mercados financieros. Los datos de la ECF constituyen un primer paso para comprender las decisiones financieras de nuestros mayores, al permitir comparar el comportamiento del grupo de entre 65 y 79 años con el del resto de la población.

Source: Bover, O., L. Hospido and E. Villanueva (2018), Survey of Financial Competences (ECF) 2016: Main Results. Directorate General Economics, Statistics and Research. Banco de España

¿Te ha parecido útil esta información?