¿Para qué sirve el concepto de una transferencia?

Cuando realizas una transferencia, hay varios campos que puedes rellenar, entre los que se encuentran el importe, la cuenta de destino… y el concepto. Pero, ¿para qué sirve el concepto?

Debes saber que es un campo que puedes rellenar, o no, y que tiene como finalidad dar información, únicamente, al destinatario de la transferencia para que, por ejemplo, comprenda a qué se debe el importe ingresado.

No obstante, ten presente que tu banco, normalmente, no es el beneficiario de esa transferencia, sino que se limita a realizarla de forma automática. Por ello, no tiene por qué tener en cuenta las observaciones que indiques en el concepto. Es por este motivo por lo que no debes usarlo para darle instrucciones o información.

Por ejemplo, es mejor que no lo utilices en el supuesto de que tengas varias deudas con tu entidad y quieras indicarle cuál de ellas prefieres saldar. En este caso, si quieres darle indicaciones concretas sobre el destino o aplicación de los fondos, para mayor seguridad, deberás acompañar la transferencia de un documento, dirigido a esta, que lo acredite fehacientemente.

En todo caso, si quieres más información sobre cómo realizar una correcta imputación de pagos, te recordamos estos consejos.

¿Te ha parecido útil esta información?