Qué debes saber sobre la tasación cuando pides una hipoteca

Uno de los trámites necesarios si solicitas una hipoteca es la tasación de la vivienda. Pero, ¿en qué consiste exactamente una tasación? ¿qué información nos ofrece? ¿quién la paga? A continuación, trataremos de dar respuesta a las principales dudas que te puedan surgir:

  • ¿Por qué hay que hacer un informe de tasación?

Cuando hipotecas tu vivienda, en realidad lo que haces es ponerla como garantía para que el banco se cubra ante un posible impago del préstamo que has solicitado. Por ello, es esencial que la entidad sepa cuánto vale esa garantía, para así evaluar, junto a otros aspectos, la cantidad que te puede prestar o el riesgo de la operación. El objetivo del informe de tasación es, por tanto, estimar el valor de tu vivienda.

  • ¿Quiénes realizan la tasación?

Las sociedades de tasación, entidades homologadas y supervisadas por el Banco de EspañaAbre en ventana nueva son las encargadas. La normativa reconoce el derecho del consumidor a designar, de común acuerdo con la entidad, qué sociedad va a tasar tu casa, aunque es una práctica habitual que la lleve a cabo una elegida por el banco.

  • Si ya tengo una tasación ¿me sirve para pedir la hipoteca en cualquier banco?

Desde diciembre de 2007, con la reforma de la Ley 2/1981, de 25 de marzo, las entidades deben aceptar la tasación aportada por el cliente siempre que esté certificada por un tasador homologado y que no esté caducada. La entidad podrá realizar las comprobaciones que estime convenientes, pero no podrá cobrarte nada por ello.

  • ¿Cuándo hay que hacerla?

Teniendo en cuenta el coste que supone hacer una tasación, este trámite debe posponerse hasta que el banco haya realizado, al menos, un primer análisis de tu capacidad de pago.

  • ¿Quién paga la tasación? ¿Qué información debe ofrecer?

La tasación la pagan los futuros compradores de la vivienda, aunque se encarga más por el propio interés de la entidad que por el de los adquirientes.

Tu banco debe informarte expresamente de que los gastos que se generen van a correr a tu cargo, y debe requerirte, a tal fin, para que le des autorización para cargarlos en tu cuenta.

Del mismo modo, debe advertirte de que la realización de la tasación no conlleva automáticamente la aprobación de la solicitud de tu préstamo y de que si, finalmente, la operación no llega a buen término, ello no implica necesariamente la devolución de los gastos.

Finalmente, en caso de resultar denegada la operación solicitada, las entidades deben entregarte el original del informe de tasación, para que puedas utilizarlo en otra entidad dentro del plazo de vigencia del informe.

¿Te ha parecido útil esta información?