¿Sabes que el Banco de España también mira los anuncios?

Entre las tareas del Banco de España, también se encuentra la de controlar y supervisar la publicidad que las entidades difunden sobre los productos y servicios bancarios.

Las entidades pueden lanzar los anuncios publicitarios de sus productos sin necesidad de autorización previa del Banco de España, pero una vez emitidos sí comprueba que el contenido de la publicidad cumple con los principios a los que debe ajustarse: que sea clara, no omita ningún dato importante, se comprenda, no genere confusión, se lea con facilidad y que los datos que contenga, como la TAEAbre en ventana nueva estén correctamente calculados.

El Banco de España también revisa aquella publicidad que, aunque no haya sido emitida directamente por una entidad financiera, incluye ofertas de alguno de sus productos o servicios, como por ejemplo la financiación de un vehículo o de un viaje.

Si se aprecia alguna irregularidad en la publicidad financiera, el Banco de España se dirige a la entidad responsable para requerirle el cese o su rectificación

Por último, y aunque ya sepas que velamos por la calidad de la publicidad, nunca se debe bajar la guardia: lee los anuncios con atención y fíjate en aspectos claves como:

  1. La entidad que ofrece el producto
  2. Los requisitos que hay que cumplir para acceder a este
  3. Qué comisiones y qué gastos genera
  4. Plazo de vigencia de la oferta
¿Te ha parecido útil esta información?