¿Tienes un cheque emitido en el extranjero y quieres cobrarlo? Esto te interesa.

Si tienes en tus manos un cheque emitido en el extranjero y quieres cobrarlo, te interesa mucho saber lo siguiente.

Por regla general, puedes cobrar un cheque de dos formas posibles: que la entidad gestione su cobro y te lo pague cuando concluya todas las comprobaciones, o bien que te anticipe su importe en tu cuenta. En este caso, recuerda siempre que ese abono, aunque figure en cuenta, no es firme. Es decir, aunque puedas disponer del dinero, te lo podrían retirar de la cuenta después si hubiera algún problema con el cheque.

En los casos en los que el cheque se emite en el extranjero, la incertidumbre es mayor, ya que los plazos de devolución son diferentes según qué países.

Por ello, resulta fundamental, desde el punto de vista de las buenas prácticas, que exista una total transparencia, de forma que el cliente que entrega el cheque a su banco, para su cobro y abono en cuenta, conozca por la sola lectura de los documentos de resguardo cuál es el compromiso que la entidad adquiere y las condiciones para la disponibilidad del cheque.

Así, en el momento en que se efectúa la entrega de un cheque, tu entidad debe informarte expresamente:

  • De la gestión que realizará para su cobro: si te permite disponer de los fondos, deberá advertir claramente de que dicho abono es «salvo buen fin», no adquiriendo firmeza hasta el momento en que el cheque sea efectivamente cobrado y de que en caso de producirse impago o devolución estás obligado a devolver lo recibido. Tu banco también debe advertirte de los casos en los que no puedas disponer del importe hasta que él mismo lo cobre.

  • De las comisiones o gastos que vaya a adeudar, en su caso, con su importe exacto: entre las más habituales se encuentran la que se gira por la realización de los actos necesarios para obtener el cobro y la que se cobra por la devolución del cheque por impago.

  • Del plazo máximo que transcurrirá desde que cedes el cheque a la entidad hasta su cobro efectivo y, en su caso, la subsiguiente firmeza del abono. Cuando el cheque se haya librado en el extranjero como es el caso que nos centra, y no se pudiera determinar una fecha concreta, tu banco tendrá que informarte de esta indeterminación, con independencia de que puedas disponer o no del dinero, y del plazo estimado hasta su cobro en firme.

  • Y, por último, de las posibilidades que te ofrezca tu banco para una nueva presentación al cobro si el cheque fuera devuelto por impago.

Consulta aquíAbre en ventana nueva todo lo relacionado con los cheques.

¿Te ha parecido útil esta información?