Plazo

Es el tiempo durante el cual, en condiciones normales y sin amortizaciones anticipadas, estarás pagando las cuotas. En las hipotecas suele ser un plazo largo.

Al elegir el plazo, ten en cuenta que:

  • Cuanto más largo sea el plazo, sin variar las demás condiciones del préstamo, las cuotas serán más bajas pero los intereses totales serán mayores.
  • Cuanto más largo sea el plazo, más posibilidades habrá de que se produzcan cambios tanto en tus circunstancias y necesidades personales, como en las condiciones del préstamo, por ejemplo variaciones del tipo de interés.
¿Te ha parecido útil esta información?