Depósitos a plazo con garantía de principal: renovación, cancelación anticipada y vencimiento

¿Tienes contratado un depósito a plazo? Esto te interesa:

  • Si se puede renovar, fíjate bien en lo que has pactado: en estos contratos normalmente se incluye la posibilidad de que el depósito se prorrogue tácitamente, es decir, de forma automática, sin tu consentimiento expreso. Además, en ocasiones, en el momento de su renovación, las condiciones pueden variar... Por ello, para evitar problemas, es esencial que mires si en tu contrato se detalla, claramente:

    • La forma y las condiciones en que debes expresar tu aceptación o rechazo a la prórroga del contrato.

    • Las nuevas condiciones aplicables una vez prorrogado el depósito, en su caso, o los mecanismos que se utilizarán para su determinación.

    • La obligación de que tu banco te comunique los términos exactos de la prórroga con antelación razonable o, si así lo pactaste, como máximo en el momento de esta. En este segundo caso, si estás en desacuerdo, se te debe permitir retrotraer la operación a sus condiciones previas en el plazo máximo de un mes desde la comunicación.

  • Mira también, detenidamente, qué ocurre en caso de cancelación anticipada: es decir, si queremos retirar el dinero del depósito antes de su vencimiento. En los contratos, puede pactarse, o no, esta posibilidad:

    • Si es así, puede que tu contrato prevea que se te aplique una penalización que, al garantizarse la devolución del importe total invertido, no puede ser superior a los intereses brutos producidos desde el inicio del depósito hasta la fecha de la cancelación. No obstante, ten en cuenta que la entidad debe practicar la retención fiscal correspondiente sobre los intereses, por lo que, por esta circunstancia, el importe neto final que retires podría ser inferior al inicialmente depositado.

    • Si no es así, en principio no podría llevarse a cabo, salvo que llegues a un acuerdo con tu banco.

  • Finalmente, en el caso de que tu depósito termine, ya sea de forma anticipada o por el transcurso del tiempo pactado, tu banco debe reintegrarte el principal sin demoras injustificadas. Además, tiene que facilitarte la liquidación correspondiente, de forma que puedas comprobar si los intereses percibidos y comisiones pagadas son los correctos.

Para saber más, consulta nuestra Memoria  (129 KB)

Informe relevante  (313 KB)

¿Te ha parecido útil esta información?