CIRBE

La Central de Información de Riesgos, CIR, también conocida como CIRBE es una base de datos que recoge la información de los préstamos, créditos (riesgo directo), avales y garantías (riesgo indirecto) que cada entidad de crédito mantiene con sus clientes. La CIRBE no es un registro de morosos. Mensualmente y de forma agregada, la CIRBE facilita a las entidades declarantes la información de las personas cuyo riesgo acumulado supere los 9.000 euros.

¿Es la información de la CIRBE pública?

Si, pues cualquiera puede acceder de manera gratuita a la información registrada en la CIRBE sobre si mismo, pero al mismo tiempo es confidencial, pues no se puede acceder a la información sobre otras personas.

¿Quién puede solicitar un informe a la CIRBE? ¿Cómo puedo solicitar mi informe a la CIRBE?

Cualquier persona física o jurídica puede conocer los datos declarados en la CIRBE a su nombre accediendo a Solicitud de informes de riesgos por los titularesAbre en ventana nueva y realizando una  Solicitud de informe de riesgos. Abre en ventana nueva

¿Puede mi banco solicitar mis datos a la CIRBE?

Cualquier entidad puede pedir información concreta de un titular si éste le solicita una operación de riesgo (como por ejemplo la concesión de un crédito personal o hipoteca) o figura como obligado al pago o garante en documentos cambiarios o de crédito cuya adquisición o negociación haya sido solicitada a la entidad en cuestión.

Para la entidad es necesario conocer si tengo obligaciones contraídas con otras entidades para determinar así en qué nivel de riesgo incurre al autorizar la operación.

¿Qué datos aparecen en el informe de la CIRBE?

La CIR emite dos tipos de informe de riesgo.

Por un lado, el informe agregado que se proporciona tanto a las entidades como al titular. Es individual para cada persona física o jurídica y los datos que proporciona son agregados por cada tipo de riesgo, es decir, no figura un listado de todos los préstamos personales que el titular pueda tener, ni las entidades que los concedieron, ni todas las condiciones, pero sí el total del importe que tenga en esa tipología de riesgo y de manera resumida los límites máximos de crédito y el crédito dispuesto, los tipos de garantías y los plazos.

Los datos que se facilitan corresponden a la última declaración mensual cerrada y a la declaración de seis meses antes. No incluye las operaciones cuyo riesgo agregado no supere los 9.000 € en una entidad.

Adicionalmente, la CIR elabora, solo para el titular, el informe de riesgos detallado que incluye detalle de cada operación: el código que la identifica, el nombre de la entidad que concedió la operación, un detalle más concreto de la deuda y en el caso de que, en alguna entidad, consten riesgos agregados con importe inferior a 9.000 € el nombre de dichas entidades.

Informe de riesgos: significado del contenido y claves utilizadasAbre en ventana nueva

¿Qué pasa si los datos que constan no son correctos?

Si consideras que los datos son inexactos o incompletos, debes acudir a la entidad que ha facilitado la información para pedir su rectificación o cancelación. También puedes presentar una reclamación en el Banco de EspañaAbre en ventana nueva.

 

¿Te ha parecido útil esta información?