¿Cuáles son las explicaciones adecuadas que puedes exigir antes de contratar una tarjeta revolving?

30/10/2020

Tanto si contratas una tarjeta en una oficina bancaria, en otro tipo de espacio, como un estand o un centro comercial, o bien lo cumplimentas por medios digitales, debes disponer de toda la información previa que necesites para comprender las características y los riesgos del producto a lo largo de toda su vigencia.

La entidad o el intermediario tienen la obligación de asistirte para que puedas evaluar si el contrato de crédito y, en especial, la modalidad de pago propuesta se ajusta a tus intereses, a tus necesidades y a tu situación financiera. Recuerda que deben explicarte de forma individualizada las características de la tarjeta, aclarando la información precontractual correspondiente si fuera preciso y, sobre todo, y advertirte de los riesgos en caso de impago, a fin de que puedas comprender las repercusiones que pueden afectar a tus finanzas personales el  nuevo contrato de crédito.

Además, los comercializadores de la tarjeta deben recordarte que puedes consultar la información trimestral sobre tipos de interés y comisiones habitualmente aplicados por las entidades disponible en la del Banco de España. Este servicio puede ayudarte a comparar productos similares ofrecidos por otras entidades e incluso otras posibilidades de financiación ofrecidas por tu entidad.

Como la financiación mediante tarjetas revolving puede resultar muy gravosa, las entidades tienen que ser especialmente cuidadosas con sus explicaciones. Por ello, antes de contratar, la entidad necesitará conocer tus necesidades y tu situación financiera, de forma que la información que te suministre se ajuste a tu caso particular.

Las explicaciones adecuadas deberían incorporar información sobre:

  1. Los intereses a pagar, en términos de TIN (tipo de interés nominal) y TAE (tasa anual equivalente).
  2. Las distintas opciones de amortización del crédito, con simulaciones (combinación de límites y cuotas mensuales) en las que se muestre lo que te costaría en total el crédito y la fecha estimada en la que terminarás de pagarlo si no haces nuevos usos de él. En estas simulaciones, podrás comprobar que si eliges una cuota muy reducida se amortizaría cada mes una parte muy pequeña del crédito, alargando la deuda.
    En el caso de la comercialización a distancia, será especialmente útil utilizar algún simulador, como el facilitado por el Banco de España en este Portal del Cliente Bancario.
  3. La existencia y lugar de publicación de la “Información trimestral sobre comisiones y tipos practicados u ofertados de manera más habitual en las operaciones más frecuentes con los perfiles de clientes más comunes que sean personas físicas” en la web del Banco de EspañaAbre en ventana nueva.

 

No dudes en preguntar a quien te vende la tarjeta sobre todos los puntos anteriores. Y, si vas a contratarla por canales digitales, busca las utilidades que la entidad pueda poner a tu disposición, como teléfonos de consultas, vídeos explicativos, preguntas frecuentes, simuladores, chats u otras similares.

¿Te ha parecido útil esta información?