Memoria de la Central de Información de Riesgos

15/07/2021

La Memoria de la Central de Información de Riesgos (CIR) expone los aspectos más destacados de la actividad de este servicio durante el año 2020.  La CIR es un servicio público, gestionado por el Banco de España, que recopila información individualizada de la mayor parte de las operaciones de crédito vivas concedidas por las entidades financieras a sus clientes, ya sean personas físicas o jurídicas, con dos objetivos fundamentales:

  1. Proporcionar a las entidades declarantes información de los riesgos crediticios totales (tanto en la entidad como en otras entidades declarantes) de sus clientes y de posibles nuevos acreditados (en otras entidades declarantes) para que estas puedan analizar el riesgo de sus operaciones.
  2. Facilitar el ejercicio de la supervisión e inspección y el desempeño de las restantes funciones que tiene legalmente atribuidas el Banco de España.

La CIR es uno de los servicios del Banco de España más demandado por los ciudadanos.

En la Memoria se explica por qué la CIR es una herramienta fundamental para la gestión de la actividad económica, especialmente tras la crisis sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19. La información de la CIR ha permitido a las autoridades económicas monitorizar, prácticamente en tiempo real, el despliegue de las medidas del Gobierno.

Además, en la Memoria se presenta información estadística sobre:

  • Las características de las operaciones declaradas, de los titulares y de las entidades que han concedido la financiación. Durante el año 2020 aumentaron tanto las operaciones, más de 48,7 millones, como los titulares declarados que han superado los 20,8 millones.
  • Informes de riesgos facilitados a las entidades declarantes y a los titulares. Durante 2020 se entregaron más de 5 millones de informes de riesgos, de los que 473.000 los solicitaron directamente los titulares (empresas y particulares).
  • Solicitudes de rectificación o supresión de datos por parte de los titulares (coloquialmente, reclamaciones ante la CIR) que, durante 2020, ascendieron a 5.348.

También se explican las iniciativas del Banco de España para mejorar la disponibilidad de los datos de la CIR, a la vista del creciente interés tanto por usuarios internos como por investigadores y organismos externos. Por un lado, utilizando tecnologías Big Data para el tratamiento y análisis de la información y, por otro, poniendo a disposición de los investigadores estos microdatos de alta calidad, a través del laboratorio de datos del Banco de España (BELab)Abre en ventana nueva y firmando convenios que delimiten y concreten los datos a facilitar, así como las limitaciones en su uso.

Por último, se detalla la participación del Banco de España en el proyecto AnaCredit del Eurosistema, iniciado en 2018, para crear a nivel europeo una base de datos centralizada de créditos de personas jurídicas.

Ojea la MemoriaAbre en ventana nueva en busca de las informaciones sobre los temas de tu interés.

También puedes ver este video explicativoAbre en ventana nueva.

¿Te ha parecido útil esta información?