¿Qué son los neobancos y qué ofrecen?

03/12/2020

Neobanco es un término cuyo uso se está generalizando recientemente y que se emplea cada vez más en los medios de comunicación. Pero no se trata de un término legal o regulado. A priori, podría parecer que se trata de un banco de reciente creación. Y aunque a simple vista parecen entidades tradicionales, vamos a analizar qué servicios ofrecen y de qué manera para disipar todas las dudas.

Con el término coloquial neobanco nos referimos a empresas financieras emergentes que se caracterizan por hacer uso intensivo de tecnología (fintech). Aunque, al igual que la banca tradicional, ofrecen servicios básicos como cuentas de pago, tarjetas o concesión de préstamos, los neobancos lo hacen de forma exclusiva a través de canales digitales, fundamentalmente una app móvil, lo que les permite repercutir a sus clientes menores costes [1]. No obstante, la ausencia de sucursales físicas puede suponer un inconveniente para quienes prefieren realizar las gestiones en persona.


[1] Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (19/02/2018). Sound Practices: implications of fintech developments for banks and bank supervisors.Abre en ventana nueva Banco de Pagos Internacionales, p. 18.

Estas entidades, ¿son bancos?

No necesariamente. Algunos neobancos pueden ser bancos con todas las de la ley, pero pueden acogerse a diferentes modalidades de negocio. Antes de contratar servicios financieros, conviene comprobar con qué licencia opera cada entidad, pues esto condiciona el tipo de servicios que pueden prestar. Ocurre como con el carnet de conducir: se puede tener el de coche, pero no estar autorizado para conducir, por ejemplo, camiones o remolques. Por eso es importante conocer las autorizaciones con las que cuenta cada entidad. Además, averigua si te ofrece aquello que necesitas o no.

De este modo, solo son bancos «de los de toda la vida» quienes están registrados en el Banco de España como entidades de crédito; esto es, bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito. Ello implica, por ejemplo, que están sometidos a la misma regulación y que los saldos depositados están cubiertos por un fondo de garantía de depósitos (español o de la UE). Además, son los únicos que pueden captar fondos reembolsables del público (depósitos), actividad reservada en exclusiva a entidades de crédito.

 

Las que no son bancos, ¿bajo qué modalidad operan?

Los neobancos pueden acogerse a varias modalidades de negocio. Suelen asociarse con una entidad de dinero electrónico (EDE) ya constituida, solicitar su propia licencia de EDE, operar como entidades de pago o prestar exclusivamente servicios agregación de cuentas e iniciación de pagos. Ten en cuenta que es importante saber qué entidad con personalidad jurídica está detrás de una marca, porque en caso de problemas, es a quién deberás acudir. Las EDE, a diferencia de las entidades de crédito, no están afiliadas a un fondo de garantía de depósitos, pero, como garantía, deben depositar el dinero de sus clientes en cuentas especiales en bancos o bien invertir dichos fondos en activos más seguros como los de renta fija.

 

¿Cómo puedo comprobar con qué tipo de entidad estoy contratando?

Un buen punto de partida es hacer una consulta al registro oficial de entidades de créditoAbre en ventana nueva que mantiene y actualiza el Banco de España. En él encontrarás los datos identificativos de las entidades supervisadas por esta institución y por el Banco Central Europeo, en el marco del Mecanismo Único de Supervisión, así como de las entidades de crédito extranjeras y filiales de entidades de crédito extranjeras autorizadas para operar en España sin establecimiento.

Si la entidad hubiera sido autorizada en otro país de la UE también puedes acudir a los registros nacionales del resto de Estados miembrosAbre en ventana nueva o al registro electrónico unificado de la Autoridad Bancaria EuropeaAbre en ventana nueva.

 

¿Y si tengo algún problema y quiero poner una reclamación?

  • Si opera con licencia bancaria de entidad de crédito, de entidad de dinero electrónico o de entidad de pago, el proceso es el habitual.
  • En el caso de entidades extranjeras de la UE y que no figuren en el Registro del Banco de España, es posible que, siempre después de dirigirte primero a la entidad, tengas que dirigirte a alguna entidad o institución de resolución de conflictos (ADR) del país donde se ha autorizado a esa entidad para operar, lo que puede conllevar en ocasiones dificultades con el idioma o con el derecho aplicable. La red FIN-NET puede ayudarte a localizar el sistema competente para resolver reclamaciones extrajudicialesAbre en ventana nueva.

 

Conociendo con quién contratas mejora tu cultura financiera y tus derechos y vías para resolver los posibles conflictos.

¿Te ha parecido útil esta información?