Conceptos y características

Las cuentas a la vista son depósitos en los que el cliente tiene derecho al reembolso inmediato de su dinero en cuanto lo pida y sin penalización alguna.

Se caracterizan por:

  • Devolución inmediata del dinero en cuanto lo pidas. No obstante, es recomendable avisar con antelación si vas a retirar en efectivo una cantidad importante de dinero, para que la entidad la tenga preparada.
  • El banco se obliga a prestar el servicio de caja, que consiste en recibir los ingresos (nóminas, pensiones, etc.) y hacer los pagos (recibos, cuotas de préstamos, etc) que como titular de la cuenta le ordenes.
  • La remuneración depende de la situación de los tipos de interés y de la política comercial de la entidad. Como en todos los productos bancarios, es necesario comparar las distintas ofertas mediante la TAE.

Cada cuenta bancaria tiene su propio IBAN o código que la identifica. En España, el IBAN consta de 24 caracteres: dos de país (ES), dos dígitos de control, y los 20 números (de ellos, los 4 primeros son el código de la entidad, seguidos de otros 4 que identifican a la sucursal).

A la cuenta se le pueden asociar tarjetas por medio de las cuales se puede disponer del dinero.

No hay que confundir las cuentas corrientes con otros tipos de cuentas especiales o de inversión, que ofrecen mayores intereses pero en las que no se presta el servicio de caja. Antes de abrir una cuenta, el banco deberá informar del tipo de cuenta, las características y las condiciones a cumplir en caso de que ofrezca posibles ventajas (exención de comisiones, bonificaciones o especial remuneración).

 

Para saber más sobre depósitos bancarios, consulta nuestra Memoria  (109 KB)

¿Te ha parecido útil esta información?

CONSULTAS FRECUENTES