Titularidad y poder de disposición

Las cuentas pueden tener uno o varios titulares. Si compartimos la titularidad con otra u otras personas, el contrato deberá establecer de forma clara la manera de disponer del dinero.

La cuenta puede ser: individual si solo tiene un titular o plural si tiene varios titulares.

  • Disposición Conjunta (o mancomunada): se necesita la firma o autorización de todos los titulares (o un número de ellos) para la retirada de dinero o disposición del saldo. 
  • Disposición Indistinta (o solidaria): cualquiera de los titulares puede disponer del dinero por si solo, sin autorización de los demás.

Si hay varios titulares y no se indica nada sobre el régimen de las disposiciones, se entenderá que la cuenta es mancomunada o conjunta.

Como titular, puedes nombrar autorizados en la cuenta, para que dispongan de dinero en tu nombre. Si tienes una cuenta conjunta, para nombrar autorizado se necesitará la firma de todos los titulares, y desde el momento en que alguno de los titulares fallezca o comunique al banco la retirada de su autorización, el autorizado no podrá disponer del dinero. 

Para saber más sobre titularidad en una cuenta, consulta nuestra Memoria  (105 KB)

Si un titular fallece, sus herederos lo suceden en sus derechos y obligaciones.

  • Si la cuenta es conjunta, desde el fallecimiento de un titular, los demás no podrán disponer del dinero que hay en ella, salvo que tengan el consentimiento expreso de todos los herederos del titular fallecido.
  • Si la cuenta es indistinta, se podrá seguir disponiendo del dinero después del fallecimiento de uno de los titulares. 

 

¿Te ha parecido útil esta información?

CONSULTAS FRECUENTES