Tipo fijo o variable

El tipo de interés es el “precio” que cobra tu entidad por prestarte dinero. Es un porcentaje sobre el capital pendiente de devolución.

El tipo de interés que te aplicarán en tu préstamo, que no tiene límites para su establecimiento, será el que hayas pactado en el contrato y puede ser fijo o variable. 

  • Fijo: se mantiene constante a lo largo de la vida del contrato por lo que no hay incertidumbre sobre el importe de las cuotas futuras. En los préstamos a tipo fijo, el interés suele ser superior a las de tipo variable.

  • Variable: el tipo se va modificando a lo largo de la vida del préstamo en función de la evolución del índice que se tome como referencia y suele expresarse como la suma del índice y un porcentaje constante.

Antes de decidirte por una oferta u otra, compara sus condiciones y en particular, en los préstamos a interés variable, ten en cuenta el índice de referencia escogido y el diferencial o margen aplicado.

 

 

¿Te ha parecido útil esta información?

CONSULTAS FRECUENTES

  • ¿Qué ocurre si compramos un bien o contratamos un servicio y lo financiamos?

    Leer respuesta
  • ¿Todas las entidades que conceden créditos están supervisadas por el Banco de España? 

    Leer respuesta