El crédito al consumo

Es una categoría de préstamo personal que cuenta con una regulación que da a los consumidores una protección especial.

La Ley 16/2011, de 24 junio, de contratos de crédito al consumoAbre en ventana nueva se aplica a los contratos en los que la entidad concede un crédito a un consumidor para sus necesidades personales y por un importe superior a 200 euros e inferior a 75.000 €.

Con carácter previo a la firma del contrato

  • Presta atención a la publicidad y a la información normalizada europea, INEAbre en ventana nueva, entregada por la entidad antes de asumir ninguna obligación y donde podrás comprobar y comparar, en un  formato idéntico para todos los países de la UE las condiciones de las distintas ofertas.
  • Pide una oferta vinculante por escrito en la que se expliquen todas las condiciones. Es gratuita y su plazo, salvo circunstancias extraordinarias no podrá ser inferior a 14 días naturales.
  • La entidad deberá darte las explicaciones adecuadas para que puedas evaluar si la oferta se ajusta a tus necesidades y situación financiera. 

Una vez celebrado el contrato, puedes desistir del mismo en un plazo de 14 días naturales desde su firma, sin que sea necesario justificación y sin penalización. Deberás devolver el dinero entregado más los intereses acumulados hasta la fecha de devolución aplicando las condiciones contractuales y antes de los 30 días naturales de la notificación de desistimiento.

Para saber más sobre crédito al consumo, consulta nuestra Memoria  (130 KB)

 

¿Te ha parecido útil esta información?

CONSULTAS FRECUENTES

  • ¿Qué ocurre si compramos un bien o contratamos un servicio y lo financiamos?

    Leer respuesta
  • ¿Todas las entidades que conceden créditos están supervisadas por el Banco de España? 

    Leer respuesta