COVID-19: Medidas complementarias a la moratoria de préstamos

03/07/2020

Entre las medidas aprobadas por el Gobierno para reducir el impacto de la crisis provocada por el coronavirus, se encuentra la moratoria en el pago de las cuotas tanto de préstamos hipotecarios como de préstamos al consumo. Esta medida supone la suspensión de la deuda, de forma que el acreedor no podrá exigir el pago de la cuota de los préstamos incluidos en la moratoria durante un plazo de tres meses.

Tanto si no pudiste acceder a esta moratoria por no cumplir los requisitos exigidos, como si accediste pero ves que los tres meses se acercan a su fin y tus dificultades financieras persisten, recuerda que hay otras soluciones a las que puedes acogerte.

Por una parte, el Gobierno ha regulado un régimen especial de moratoria que, además de ampliar el colectivo de personas que pueden beneficiarse de esta medida, puede permitir a quienes se beneficiaron de la moratoria legal alargar el aplazamiento una vez finalizado el período de duración de la moratoria legal de tres meses. Por otro lado, quienes no accedieron a la moratoria legal por no cumplir los requisitos podrían cumplir los exigidos aquí y conseguir un aplazamiento de sus deudas. Tienes que saber que las condiciones de estos aplazamientos no son las mismas que las de la moratoria legal.

Estas moratorias surgen de los acuerdos sectoriales privados, a los que se han adherido las entidades, a través de sus asociaciones representativas. Para conocer más información sobre esta medida, te recomendamos consultar nuestro post sobre moratorias sectoriales. Ten en cuenta que siguiendo la recomendación de la Autoridad Bancaria Europea los acuerdos sectoriales han ampliado la posibilidad de solicitar estas moratorias hasta el 29 de septiembre de 2020.

Por otra parte, recuerda que para préstamos hipotecarios sobre vivienda habitual, existe una normativa de protección de los deudores hipotecarios sin recursos, que recoge una serie de medidas en el Código de Buenas PrácticasAbre en ventana nueva, para ayudar a los deudores con dificultades para pagar su hipoteca. Consulta los requisitos exigidos para beneficiarte de esta posibilidad y acceder a la reestructuración de la deuda a una quita o a la dación en pago.

¿Te ha parecido útil esta información?