Cuentas inactivas

Si tenemos una cuenta que no utilizamos, el banco tiene la obligación de advertirnos de los posibles gastos y perjuicios que conlleva mantenerla abierta y no cancelarla.

Para cancelar una cuenta no es suficiente con dejar el saldo a cero, es necesario dar instrucciones expresas, por escrito, a tu banco, solicitando la cancelación.

A pesar de no ser usada, el banco puede cobrar las comisiones de mantenimiento, si bien también tiene que seguir cumpliendo con la obligación de enviar la información periódica y de las liquidaciones como extractos mensuales, justificantes de cada liquidación y el resumen anual de comisiones e intereses, informando de las cantidades debidas.

Acorde con las buenas prácticas bancarias, el banco no puede cargar comisiones e intereses por el descubierto cuya única causa sea el cargo de comisiones en la cuenta.

¿Te ha parecido útil esta información?

CONSULTAS FRECUENTES

  • ¿Qué ha pasado con las aportaciones de fondos?

    Leer respuesta
  • ¿Puedo retirar efectivo de una oficina diferente a la de la apertura de la cuenta?

    Leer respuesta