Tarjetas

    • No anotes nunca el número secreto junto a la tarjeta, ni lo lleves escrito en el bolso o cartera en un papel. Conviene memorizarlo.
    • Evita la coincidencia de datos de fácil obtención (fecha de nacimiento, DNI, etc.) con el número secreto.
    • Muestra algún documento de identificación cuando utilices la tarjeta.
    • Toma medidas de confidencialidad al operar, tanto en establecimientos como en cajeros.
    • Si no la usas habitualmente, vigila que sigue bajo tu poder.
    • Comprueba los extractos del banco para detectar movimientos sospechosos.
    • Ten a mano el número de teléfono facilitado por la entidad para llamar en estos casos y en lugar separado de la tarjeta.
    • Nunca dejes a la vista el número de tarjeta ni lo facilites a otra persona.
    • Guarda a buen recaudo o destruye la documentación que contenga tu nombre y el número de la tarjeta, como en los recibos.
    • No utilices la tarjeta de crédito como identificación personal.
    • Uso de tarjetas por internet. Utiliza tres medidas de seguridad, clave, firma, tarjeta coordenadas, SMS, contraseña, token, huella dactilar...
    • Si tienes más de una tarjeta, procura utilizar un número secreto distinto para cada una de ellas.
    • Te permiten la devolución del crédito de forma aplazada, mediante cuotas periódicas que varían en función de las cantidades dispuestas o mediante cuotas cuyo importe fijas tú, dentro de los límites fijados por tu entidad.
    • Con cada cuota que pagues, el crédito disponible de la tarjeta se reconstituye, es decir, puedes volver a disponer del importe del capital que amortizas en cada cuota.
    • Puedes financiar no sólo las compras sino también los intereses, las comisiones y otros gastos repercutibles.
    • Si eliges una cuota mensual de bajo importe respecto al importe total de la deuda acumulada, la amortización del principal se realizará en un plazo muy largo y la cifra de intereses se elevará.
    • Si además, la cuota no cubre la totalidad de los intereses devengados en el periodo, estos incrementarían la deuda pendiente.
    • Podría ocurrir que aún realizando el pago de las cuotas mensuales, no habiendo impagado ninguna y tras varios años pagando la deuda pendiente, ésta no solo no disminuya sino que aumente. 

    Calcula la fecha de vencimiento de la última cuota de una tarjeta revolving con nuestro simulador

¿Te ha parecido útil esta información?