Finalidad del préstamo

Para aplicar la reestructuración de la deuda (primera medida del Código) no importa cuál fuera la finalidad del préstamo hipotecario. Pudo firmarse para la compra de la vivienda, un negocio o cualquier otra necesidad del deudor.

En el caso de quita o de dación en pago de la vivienda habitual, resulta necesario que la finalidad del préstamo fuera la adquisición de la vivienda habitual, aunque el préstamo no estuviera destinado a financiar única y exclusivamente esta. Por ejemplo, el préstamo pudo firmarse para la compra de la vivienda y para el establecimiento de un negocio (o cualquier otra finalidad).

 

Para saber más, consulta nuestra Memoria  (83 KB) y las consultas sobre la finalidad del préstamo  (256 KB) del compendio de la Comisión de Control.

¿Te ha parecido útil esta información?

CONSULTAS FRECUENTES